El ocio y la preocupación por la situación actual trae consigo problemas severos de depresión

El ocio y la preocupación por la situación actual trae consigo problemas severos de depresión

Organismos de salud mental alertan sobre riesgos originados por la pandemia

Organismos de salud mental alertan sobre riesgos originados por la pandemia

El alerta máxima ante el riesgo de elevarse casos de enfermedades mentales derivadas del encierro y el ocio, esto lo indicaron los organismos de salud en México. El SSA y Unam detectan altos riesgos en la salud mental; es así como la crisis sanitaria existente en el mundo sirvió de detonante para el consumo de bebidas alcohólicas, tranquilizantes, la mariguana y el tabaco, aumentando de esta manera la ansiedad, los deseos suicidas, la depresión y el autoflagelo.

El ocio y la preocupación por la situación actual trae consigo problemas severos de depresión
El ocio y la preocupación por la situación actual trae consigo problemas severos de depresión

Salud mental en riesgo durante la pandemia

Ya en México se observaba un amento de enfermedades mentales que había llamado la atención en los organismos encargados de este tipo de enfermedades; lamentablemente, con la aparición del virus y la crisis que ocasionó a nivel mundial, la situación en México ha empeorado.

Cuestionarios elaborados por la Secretaría de la Salud en ese país, registran serios datos que indican que en los últimos meses se ha elevado de manera preocupante el consumo del tabaco, alcohol, benzodiacepinas y de la mariguana; el trabajo fue realizado con la ayuda de la UNAM.

De esta manera, en celebración del Día Mundial de la Salud, los organismos concluyen que el aumento del consumo de este tipo de sustancias son el motivo de la segunda causa, tomando en cuenta que la violencia ocupa el primer lugar, por lo que los médicos y ciudadanos mexicanos solicitan la ayuda pronta en la emergencia sanitaria.

Instrumentos de medición de la situación

El cuestionario indica que las personas que indicaron consumir más alcohol tienden a ser dos veces más masoquistas o suicidas, Los que aumentaron su consumo de tabaco tienden tres veces más a reportar deseos de hacerse daño y los que indicaron consumir sustancias psicoactivas son siete veces más propensos a mostrar esa conductas.

Es así como, el jefe de Área Médica en servicios de Atención Psiquiátrica de la Ssa, José Javier Mendoza considera que el consuma de estas sustancias siempre ha sido un peligro para las personas pero en estos momentos de la pandemia se reponteció. De esta forma, Mendoza indica que el confinamiento producto de la pandemia de Covid-19 ha traído como consecuencia que la salud mental se convierta en un punto más vulnerables, siendo la mente más frágil de lo que se cree.

Esta claro que antes de la pandemia ya se vivía una emergencia en salud mental, representada en la violencia de cualquier índole que se registra en el país, pero que por la pandemia se evidencian más casos de ansiedad y de síntomas depresivos, comentó la académica del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM, Jacqueline Cortés.

La fragilidad de la mente humana

Los expertos en salud mental alertan al estado del riesgo en la fragilidad de la salud mental de los mexicanos. Los registros demuestran que de continuar la situación por lo menos, la tercera parte de la población menor de 18 años puede sufrir de algún tipo de enfermedad mental.

Aunque se considera una afirmación poco ajustada a la realidad, esta comprobado que la existencia del estrés postraumático luego de una guerra o en zonas de alto riesgo conflictivo causa depresión. Por lo que el Covid-19 nos expone a una situación similar ante la muerte y el confinamiento, asegura María Elena Medina , jefa del departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Así es como la doctora considera que la situación se presenta en proporciones similares a las que se tienen en situaciones de guerra o de altos niveles de conflicto, después de catástrofes; es decir donde hay mucha violencia y muertes de personas conocidas, familiares y seres queridos.

Solicitar ayuda profesional

Los grupos familiares donde se han perdido vidas debido a la enfermedad sufren de una experiencia traumática y pueden presentar el correspondiente estrés y si no es tratado con cuidado se puede llegar a la depresión. Se sabe que el duelo se extiende por el confinamiento, esto complica la situación y no permite superarlo y provoca que la persona tenga que solicitar ayuda profesional, señaló la doctora.

El tema entra a debate, tras acercarse el Día Mundial de La Salud Mental; por lo tanto, la doctora añade que el estado esta en la obligación de brindar los recursos necesarios para afrontar los problemas que presenta el sistema de salud, ocasionado por el Covid-19. Además es imprescindible que los centros psiquiátricos reciban los recursos suficientes para que logren atender a todo ciudadano que requiere de su ayuda temprana, para determinar si estas van a tener una existencia pasajera o permanente en los individuos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *