El polvo del Sahara alimenta a las macroalgas de las costas mexicanas

El polvo del Sahara alimenta a las macroalgas de las costas mexicanas

No todo es malo con el Polvo del Sahara

No todo es malo con el Polvo del Sahara

El Polvo del Sahara a pesar de todos los males que puede ocasionar al organismo, representa una fuente de minerales significativa para el sargazo, contribuyendo a su crecimiento y multiplicación. Así lo afirmó, María Amparo Martínez, directora general del Instituto Nacional de Ecología Y Cambio Climático (INECC).

El polvo del Sahara alimenta a las macroalgas de las costas mexicanas
El polvo del Sahara alimenta a las macroalgas de las costas mexicanas

El Polvo del Sahara no es tan malo como lo pintan

La noticia de su llegada tan voluminosa, a las costas de México, por traer enfermedades respiratorias, terminó de revolver todo, es verdad, pero también representa un gran surtidor de sustancias nutritivas que ayudan a la proliferación del sargazo, que por cierto, se da fructuosamente en Quintana Roo; así lo dijo la directora del INECC.

Es así como la doctora especialista en ecología nos explicó que la llegada del Polvo del Sahara a costas mexicanas es un evento que sucede cada año. Los vientos hacen que las nubes de polvo recorran kilómetros enteros por tierra y sobre el mar hasta hacerlos llegar al hermoso Caribe de México. El polvo trae consigo minerales importantes como el fósforo y el hierro, los cuales contribuyen al crecimiento y multiplicación de la macroalga marrón que se observa en las playas de esa zona.

La multiplicación del sargazo

De esta forma la macroalga marina del género Sargasssum se le ve flotando en las superficies marinas. Así es como se convierte en el hábitat natural para diversas especies; de igual forma, sirve de alimento, sombra y refugio de peces, camarones y tortugas.

Además, han llegado en cantidades no controlables por el aumento de nutrientes y de la temperatura del agua, lo mismo que al incrementarse el calor en las corrientes marinas y de vientos.

Así como crece y se multiplica el sargazo, también se desarrollan todas las demás algas que produce la contaminación de los ríos y que tienen su hábitat en esos lugares; de esta manera traen impactos severos al desembocar en el Atlántico y en el Mar Caribe, expuso la doctora.

Acciones en combinación con la ciencia

La doctora Martínez, directora del organismo de ambiente expuso a los oyentes que existe un grupo interinstitucional e interdisciplinario del gobierno que se encargará de dar a conocer las normativas para la correcta utilización, manejo y aprovechamiento del sargazo que se produce en esa zona de México.

Es así como, la doctora del instituto señaló que el punto de discusión entre los organismos INECC, Inapesca, Secretaría de Marina, Semarnat y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), entre otras, consiste en como clasificar a la macroalaga. Así es como, se puede considerar como un residuo peligroso y contaminante por lo que al descomponerse libera lixiviados tóxicos que afectan a los mantos en los ríos y mares.

Sacarle provecho a lo que el mar produce

Considerando que esa teoría no es válida ya que, en realidad, el sargazo no resulta ser un producto peligroso, dependiendo de para quién, cuándo, en qué condiciones y dónde se utilice. Por lo que es importante, siempre , avanzar tomando en cuenta el campo científico, declaro la doctora Martínez.

La doctora asegura no haber recibido ninguna solicitud que tenga que ver con el aprovechamiento ecológico de este producto del mar. No obstante, desde hace más de un año aumentan los anuncios en Mercado Libre sobre la venta de costales de hasta cinco kilos de la macroalga seca a un precio de 300 a tres mil pesos, en distintas presentaciones: en polvo, molido o entero.

La industria ya empieza a conocer su importancia en la industria cosmética, como fertilizante, en la industria textil o como alimento para el ganado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *