Ejidatarios a casi 100 años de su lucha por los títulos d propiedad de sus tierras

Ejidatarios a casi 100 años de su lucha por los títulos d propiedad de sus tierras

Títulos de propiedad para 997 ejidatarios, luego de espera de casi 100 años

Títulos de propiedad para 997 ejidatarios, luego de espera de casi 100 años

Por fin se le hace justicia a familias de 997 ejidatarios que luego de casi 100 años de espera se les entrega su titulo de propiedad. La situación de demanda más histórica y que ha sido trabajada por las mismas comunidades amparadas por las publicaciones de decretos presidenciales que vienen desde los años 1929.

Ejidatarios a casi 100 años de su lucha por los títulos d propiedad de sus tierras
Ejidatarios a casi 100 años de su lucha por los títulos d propiedad de sus tierras

En espera por casi 100 años, entregan títulos de propiedad

Luego de casi 100 años , en la demanda más histórica de México, les ha sido entregado a 997 ejidatarios sus títulos de propiedad. Las comunidades no se han rendido y desde que surgió el problema se han ido amparando bajo los decretos presidenciales con fechas de 1927, 1940, 1973, 1976 y por último 1981.

Es así como la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) le hizo entrega a 997 trabajadores la certeza jurídica que les da poder sobre sus tierras en los Estados de México, Baja California Sur, Guanajuato, Quintana Roo y Durango. La acción se cumple, luego de una espera de casi 100 años, dándoles a su vez, la plenitud del reconocimiento y autoridad plena y absoluta del poder sobre las tierras indicadas en sus respectivos títulos; valiendo un monto de 57 mil hectáreas.

Los distintos ejidos presentes

Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu, fue el que tomó la responsabilidad de la entrega de los títulos de propiedad a las representaciones de los distintos ejidos de Santana Jilotzingo, del estado de México, del municipio de Otzolotepec, Ranchos Unidos, Guanajuato, del municipio de Valle de Santiago, Doctor Belisario ,Domínguez, del municipio Lázaro Cárdenas, del municipio de Mulegé, laguna de Costa Rica, Baja california Sur, Quintana Roo y Corrales, del municipio de Tepehuanes, Sandías y Durango, Presidio de Abajo.

De igual manera, Meyer Falcón, aclamo que la entrega de los papeles de propiedad de las tierras indicadas, eran entregadas para acreditar a sus verdaderos propietarios y respondiendo a la solicitud histórica de regular las condiciones de trabajo y de propiedad que han laborado por años, amparados por decretos que datan desde 1929, y sustentados en los siguientes de 1940,1973, 1976 y 1981.

La lucha por el poder agrario

Meyer Falcón asegura que la lucha del campesino, la lucha por el poder agrario data desde la revolución mexicana; es así como logró en su demanda la política que trata de la devolución de la tierra a quien la trabaja, es decir a los ejidos y sus comunidades, logrando el fortalecimiento de estas. Por este camino hemos seguido y se ha logrado culminar el proceso y ganar una demanda histórica que fue impulsada hace ya casi 100 años por las comunidades; por lo tanto esta lucha da el reconocimiento a las comunidades y a los ejidatarios.

La directora general de Ordenamiento de la Propiedad Rural, María Estela Ríos González, considera importante la voluntad de la Sedatu en dar el ejecútese a las resoluciones presidenciales que estaban dadas desde hace más de 50 años y no se habían aplicado.

Escenario de esperanza y orgullo mexicano

Así mismo indicó que, se observa un escenario esperanzador de trabajo prolijo y mancomunada para los ejidatarios que hoy a más de 80 años, ven el sueño de sus padres o abuelos hechos realidad, las carpetas donde se encuentran los respectivos títulos de propiedad de sus tierras y la estabilidad para los herederos que continuaran perpetuando la lucha por el poder que representa la producción de la tierra.

De esta manera, las autoridades mexicanas se ganan un punto a favor en cuanto al cumplimiento de una ley que tuvo que cumplirse hace tantos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *