Merkel llega a Estados Unidos, cumpliendo por última vez como canciller alemana

Merkel llega a Estados Unidos, cumpliendo por última vez como canciller alemana

La Canciller alemana Angela Merkel visitó a Washington, es así como será su última visita oficial a este país; Merkel ha conservado el cargo desde hace 16 años y se considera una de las funcionarias con más trayectoria en el país.

En una apretada agenda de visita los mandatarios conversaran sobre temas de importancia mundial
En una apretada agenda de visita, Angela Merkel y Biden, conversaran sobre temas de importancia mundial

Canciller alemana, última visita

La canciller alemana, Angela Merkel, realizó una última visita oficial a Estados Unidos, finalizando así una extensa carrera como canciller en ese país. De esta manera se demuestra la importancia de la labor de la canciller en lo referente a la relación transatlántica; además de dejar otros asuntos pendientes para ser tratados con los próximos representantes alemanes sobre asuntos de real importancia como lo es las relaciones con Moscú.

Es destacable el hecho de que la canciller alemana ha sabido tratar y mantener las relaciones diplomáticas con cuatro presidentes estadounidenses y por eso será su reunión con su homologo estadounidense, Joe Biden, para finiquitar asuntos y dar curso a otros de igual importancia.

Muy temprano en la mañana, la jornada se inició con el desayuno junto a la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris; luego pasará a la Casa Blanca donde se iniciaran las conversaciones con el presidente actual del país, Joe Biden. Ya llegada la noche, terminarán el día con una cena donde la gratitud será la primera invitada, señaló un funcionario de alto nivel en la administración estadounidense.

Máximo desempeño y extraordinaria trayectoria

Harris al saludar a Merkel, en la residencia presidencial, elogio la carrera de la canciller dándole calificativos de extraordinaria labor y desempeño. De igual modo la vicepresidente estadounidense se refirió al peligro que corren las democracias del mundo, tomando en cuenta los desafíos de China y Rusia, así como la posición tomada ante la desigualdad de género sin dejar de tratar sobre el grave problema del clima.

Por esta razón, esta visita de Merkel no puede ser considerada como una simple despedida para la canciller; al contrario, es una visita oficial de trabajo con la líder con más presencia en Europa luego de 16 años al mando de las riendas de uno de los países más fuertes y consolidados del mundo.

Los mandatarios al reunirse conversaron sobre la distribución de las vacunas contra el Covid-19, los pasos a seguir para el futuro de Afganistán, luego de la desocupación militar y sobre el cambio climático mundial. Así mismo, trataron el tema sobre las amenazas yihadistas desde la zona de Sahel que aún es un tema sin conclusión; según el alto funcionario.

Temas de profundo interés para ambas naciones

De igual forma, el alto funcionario informa, que ambos mandatarios debatieron acerca del poder alcanzado por los ciberataques y sobre las agresiones territoriales procedente de Rusia, lo mismo fue con el tema concerniente a Ucrania y Moscú; además de la batalla creciente con la influencia de China a nivel mundial.

A pesar de todo el interés por resolver cada uno de los asuntos que los han unido como naciones, a Merkel se la agota el tiempo y queda aún sin resolver o mejor dicho sin concretar la situación que se plantea en el caso tan controvertido del gasoducto Nord Stream 2 , por donde se canalizara el gas natural de origen ruso hasta Alemania.

Estratégicamente, el gasoducto evitara a Ucrania, buscando un posible debilitamiento económico del país vecino y la dependencia energética europea de un país que se convierte en hostilidad y poder. Estados Unidos a preferido esperar a sabiendas que ya es un hecho Nord Stream2, en cambio supone una alianza cooperativa con Alemania.

Estados Unidos se presenta desde otro punto

Por los momentos, Biden le expresará sus “preocupaciones” sobre el tema a Merkel; sin embargo, prefiere conversar con su homologo ucraniano Volodiir Zelenski, por lo que lo invitó a la Casa Blanca para fines de verano boreal.

Es evidente, que Nord Stream 2 se encuentra impaciente por saber el apoyo que tendrá de la comunidad europea en lo que respecta a este tema y el país ruso.

No obstante, a Biden le queda, primero borrar la imagen y la actitud de Donald Trump en Berlín; debe despejar las dudas acerca de sus intenciones de organizar nuevamente el alboroto que dejo el gobierno anterior.

Tanto así que , la república alemana, debido a la hostilidad de Trump, se vio en la necesidad de examinar y revisar los puntos no saludables de su dependencia de Estados Unidos, escribió en un momento Constanze Stelzenmuller, del centro de análisis Brooking Institution en el Financial Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *