República dominicana inició el levantamiento de la primera etapa de un muro fronterizo con la república de Haití

República dominicana inició el levantamiento de la primera etapa de un muro fronterizo con la república de Haití

República Dominicana y Haití separadas por muro fronterizo

República Dominicana y Haití separadas por muro fronterizo

Desde el sábado, se inició el levantamiento de muro fronterizo que separa a las dos repúblicas en la isla; a pesar de ser un polémico tema, el presidente de República dominicana considera que servirá para controlar la migración ilegal y el crimen.

República dominicana inició el levantamiento de la primera etapa de un muro fronterizo con la república de Haití
República dominicana inició el levantamiento de la primera etapa de un muro fronterizo con la república de Haití

Dos naciones vecinas separadas por un muro fronterizo

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, anunció que desde el sábado se iniciaron las obras, en su primera etapa, de 54 kilómetros de muro fronterizo, que delimitará las áreas, por los momentos, de más población y mayor acceso a las fronteras.

Para el domingo, la nación dominicana procedió a levantar 160 kilómetros de muro más en la frontera  con Haití; el presidente dominicano espera con optimismo, controlar con mayor orden el comercio bilateral entre ambas naciones; así como regular el paso de migrantes de una nación a otra; esto conlleva al control de las mafias en cuanto a la trata de personas, enfrentar el narcotráfico  y el comercio de armas ilegales.

Además se pretende, llevar un mayor control de la ganadería y la agricultura y de los productos que genere, indico Abinader desde la provincia de Dajabón, al noroeste del país.

El muro fronterizo

Luis Abinader  se había comprometido ante el Congreso, hace ya un año, que construiría un muro divisorio entre las fronteras de ambas naciones; de la misma manera, procedió a explicar que en la primera atapa de la construcción se  recorrerían 54 kilómetros  de distancia; además explicó que la obra se levantaría por las zonas mayor  número de habitantes y sensibles de la frontera.

El muro estará provisto de 19 torres para la vigilancia; además de 10 entradas para accesar al patrullaje; se calcula una inversión de 31 millones de dólares  y que estará lista dentro de nueve meses.

Para la segunda etapa, el gobierno dominicano levantará 110 kilómetros de muro; es así como se totalizaran 160 kilómetros de los 380 que separan  a las dos naciones; por lo tanto, el paso de migrantes haitianos debe disminuir de una manera considerable.

Ventajas del muro

Esto implica la disminución del obrero irregular en el país dominicano, sobre todo en empleos de construcción y buhonería. La construcción será realizada con hormigón armado reforzada con una estructura metálica de 3.9º metros de alto  y 20 centímetros de grosor; explico el ministro de Defensa, teniente general Carlos Díaz. Para totalizar, agregó el militar, se trata de 70 torres de control y vigilancia; y 41 puertas de patrullaje.

Crisis haitiana

Sin embargo, el mandatario dominicano expresa que el país ha atendido  y continuara haciéndolo a la nación vecina; pero que no puede permitir que la situación crítica que vive actualmente, desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio, perturbe el desarrollo normal de la nación.

La inestabilidad política y social que impera en el país haitiano supera cualquier expectativa y sabe que pronto afectara económicamente y de manera alimentaria a la nación haitiana, trayendo mayores conflictos entre ambas naciones.

Abinader explicó que la situación haitiana debe ser resuelta por ellos mismos, con el apoyo de los organismos internacionales como la OEA y la ONU; así como por Estados Unidos Canadá y Francia; de la misma manera aclaro que la República Dominicana no puede hacerse cargo de la crisis que vive ese país.

Muros de discriminación y odio

Por lo pronto, las organizaciones encargadas del tema de discriminación de cualquier índole, manifiestan que el muro solo alentará la xenofobia y el racismo; en este sentido, el alcalde de Dajabón , Santiago Riverón manifestó su desacuerdo ante la construcción del muro; por considerarlo inútil ante el verdadero problema, que es el económico y la corrupción que genera.

Riverón expresa que, además del muro físico se debe trabajar ante el muro mental de los militares que son los primeros que se benefician en las fronteras, recibiendo sobornos  para dejar pasar a los ciudadanos haitianos a terreno dominicano. La realidad, se traduce en cifras, por lo menos, la República Dominicana tiene 10,5 millones de habitantes  y registrados tiene a 500 mil haitianos, estos datos los ofreció la Encuesta Nacional de Inmigrantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *