El respeto hacia la confidencialidad de las fuentes periodísticas

El respeto hacia la confidencialidad de las fuentes periodísticas

Respeto a las fuentes periodísticas, formula fiscal de EU

Respeto a las fuentes periodísticas, formula fiscal de EU

Fiscal General de Estados Unidos, formula prohibición de forzar a revelar las fuentes periodísticas; el fiscal Merrick Garland protege a las fuentes de los periodistas a través de un proceso legal, con el fin de evitar que los periodistas tengan que revelar sus fuentes.

El respeto hacia la confidencialidad de las fuentes periodísticas
El respeto hacia la confidencialidad de las fuentes periodísticas

Respeto a las fuentes periodísticas

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, decidió declarar una prohibición que obligue a los periodistas a revelar sus fuentes; es decir que no se emitirán ordenes o citaciones judiciales que forcen al medio comunicacional a revelar sus medios informativos, solo serán emitidas las que entren en las limitaciones de excepción.

La orden de prohibición resulta de una investigación realizada en secreto durante el gobierno de Donald Trump donde se obligaba a los medios de comunicación y periodistas a dar los correos electrónicos de los reporteros de The New York Times.

La prohibición de uso de órdenes o citaciones judiciales emitidas a periodistas a revelar sus fuentes revierte la política que exigía en la administración anterior a delatar los medios que contradecían la acción del gobierno de Donald Trump.

Medios impuestos

Es así como el Departamento de Justicia no puede continuar con esta forma de coerción que obligaba a descubrir la confiabilidad de las fuentes, que de alguna manera permitía la obtención de información o registros de miembros de los medios de comunicación que tienen que ver con la obtención de noticias, señaló el fiscal.

Del mismo modo, la prohibición llega hasta el descubrir información que se pueda considerar clasificada, añadió Garland.

No obstante, como toda ley, tiene sus excepciones, que se aplican en el momento en que se cree que el periodista esta actuando ilegalmente, o existe tráfico de información privilegiada; de igual manera si la forma como obtuvo la información fue a través de métodos prohibidos, como invasión de sistemas protegidos o cuando se quiere omitir la comisión de un hecho de gravedad.

Por tal motivo, Garland, tratando de asegurar la perpetuidad de la ley requirió la revisión de las normas que tengan relación con el ejercicio periodístico y así instaura la medida como una ley dentro del Congreso.

Una batalla secreta contra los periodistas

La exposición abierta de la persecución supuesta mente legal y secreta del gobierno de Donald Trump a periodistas, donde se obtenían los correos electrónicos de las fuentes periodísticas de The New York Times predominó en la anterior administración del gobierno.

Así mismo, la cadena CNN también se refirió a la forma como el gobierno de Trump buscó y obtuvo de manera secreta los registros telefónicos y de correo electrónico de uno de los corresponsales del mismo.

En defensa de los medios comunicacionales

No es un secreto, que en Estados Unidos esta prohibido filtrar información considerada confidencial; aunque, a través de órdenes de fiscales generales se obligaba a difundir la fuente o a rastrearla; con anterioridad, gobiernos republicanos y demócratas han recurrido a estos procedimientos en contra de la libertad de expresión; también es cierto que a partir de 2013, el gobierno de Barack Obama impuso nuevas reglas exponiendo la necesidad de obtener ciertos medios para investigar a altos funcionarios del Departamento de Justicia para cualquier mandato contra comunicadores , sin obligarlos a renunciar a la practica.

Es así como escribe Garland en una directiva a los fiscales federales: “El Departamento de Justicia ya no utilizará el proceso legal obligatorio con el fin de obtener información o registros de miembros de los medios de comunicación relacionados con sus actividades de recopilación de noticias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *